¿Cómo se forma una abeja reina? Entérate de todo aquí

Una de las preguntas más fascinantes en el mundo de las abejas es cómo se forma una abeja reina. Estas poderosas y dominantes abejas son responsables de dirigir y mantener una colonia de abejas. En este artículo, te adentrarás en el asombroso proceso mediante el cual una abeja obrera se convierte en una reina. ¿Estás listo para descubrir todos los detalles?

El viaje de una abeja obrera a abeja reina

En el mundo de las abejas, todas las abejas tienen una función específica dentro de la colonia. La mayoría de las abejas son obreras, encargadas de realizar tareas como recolectar néctar y polen, limpiar y construir celdas de panal, cuidar las crías y defender la colmena. Sin embargo, en ciertos momentos, una de las abejas obreras tiene el potencial de convertirse en una reina.

¿Pero cómo es posible que una abeja obrera se convierta en una reina? El proceso es sorprendente y comienza con un cambio en la alimentación de la larva. Normalmente, todas las larvas de abejas se alimentan de jalea real durante los primeros días de su desarrollo. Sin embargo, las larvas destinadas a convertirse en reinas reciben una cantidad abundante y constante de este alimento especial, que es producido por las obreras adultas.

La importancia de la jalea real

La jalea real es una sustancia rica en nutrientes, compuesta principalmente de agua, proteínas y azúcares. Pero lo más destacado de la jalea real es su contenido de ácido pantoico y ácido fólico, que actúan como desencadenantes del desarrollo de órganos reproductivos en la larva. Esta alimentación exclusiva de jalea real durante un período prolongado permite que la larva se desarrolle en una reina en lugar de una obrera.

La metamorfosis de una abeja reina

El proceso de metamorfosis de una abeja reina es extraordinario. Después de recibir una nutrición especial con jalea real, la larva se desarrolla rápidamente y pasa por varias etapas de crecimiento. A medida que se acerca a su etapa adulta, la larva es colocada en una celda especial. Esta celda, conocida como celda real, es más grande y alargada que las celdas de las obreras y se encuentra en la periferia del panal.

El período de pupa

Dentro de la celda real, la larva se convierte en una pupa. Durante este período de pupa, la abeja reina experimenta cambios físicos dramáticos. Sus alas y mandíbulas se desarrollan completamente, y su abdomen se alarga considerablemente. Además, la joven reina también consume una gran cantidad de jalea real para asegurar su crecimiento y desarrollo adecuados.

La emergencia de una nueva reina

Después de completar el proceso de pupa, la joven reina está lista para emerger del capullo. Sin embargo, antes de hacerlo, debe realizar un desafío importante: eliminar las otras celdas reales. Si hay varias larvas destinadas a convertirse en reinas, solo una tiene la oportunidad de prevalecer. La reina emergente utiliza sus poderosas mandíbulas para perforar y destruir las celdas de las otras larvas.

Una vez que ha eliminado a las otras reinas potenciales, la nueva reina se prepara para su vuelo inaugural. Atraviesa el capullo y sale de la celda real en busca de su séquito de abejas obreras. Estas obreras la alimentarán, cuidarán y protegerán mientras se adapta a su nueva vida como reina.

El papel de la abeja reina en la colmena

Una vez que se establece como reina, esta abeja poderosa y dominante asume un papel crucial dentro de la colmena. Su principal función es reproducirse y mantener la colonia. La reina es la única abeja fértil en la colonia y es responsable de poner huevos. Puede poner hasta 2000 huevos al día, asegurando así el crecimiento y la supervivencia de la colonia.


Además de la reproducción, la abeja reina también emite feromonas que ayudan a mantener la unidad y cohesión de la colonia. Estas feromonas actúan como señales químicas y regulan el comportamiento de las abejas obreras en la colmena.

La longevidad de una abeja reina

A diferencia de las abejas obreras que tienen una vida corta, la abeja reina tiene una longevidad notable. En condiciones ideales, una reina puede vivir entre 1 y 5 años. Durante este tiempo, continuará poniendo huevos y asegurando el bienestar de la colonia. Sin embargo, es importante destacar que las condiciones externas y la salud general también pueden afectar la vida y la eficacia reproductiva de una reina.

Preguntas frecuentes sobre las abejas reinas

Quizás también te interese:  Causas y soluciones de una gallina con la cola hacia abajo

A continuación, te presentamos algunas preguntas frecuentes únicas relacionadas con las abejas reinas:

¿Cuántas abejas reinas hay en una colmena?

Normalmente, en una colmena hay una sola abeja reina. Sin embargo, puede haber casos excepcionales en los que una colmena tenga dos reinas. Esto puede suceder si una reina muere o si la colmena se divide en dos por alguna razón.

¿Qué sucede si una abeja reina muere?

Si una abeja reina muere, la colmena entra en un estado de emergencia. Las abejas obreras seleccionarán varias larvas jóvenes y las alimentarán con jalea real para convertirlas en reinas potenciales. En última instancia, solo una de las larvas se convertirá en la nueva reina de la colonia.

¿Las abejas reinas dominan todo el tiempo?

Aunque las abejas reinas son poderosas y dominantes, no dominan constantemente. Hay momentos en los que una nueva reina emerge y desafía a la reina existente. Este desafío puede llevar a una lucha de poder, donde solo una reina prevalece y toma el liderazgo de la colonia.

¿Cómo se produce la elección de una abeja reina joven?

La elección de una abeja reina joven se basa en una serie de factores. Las abejas obreras consideran la edad, la salud y la calidad genética de la larva mientras seleccionan la próxima reina. Además, las condiciones del entorno también pueden influir en la elección, ya que la colonia busca una reina fuerte y capaz de enfrentar los desafíos que se avecinan.

¿Las abejas reinas son más grandes que las abejas obreras?

Quizás también te interese:  Te presentamos la Huerta Fuentidueña de Tajo: un paraíso de la agricultura casera. ¡Descúbrela!

¡Exactamente! Las abejas reinas son significativamente más grandes que las abejas obreras. En promedio, una abeja reina puede medir hasta 2 cm de longitud, mientras que una abeja obrera mide aproximadamente 1 cm. Esta diferencia en el tamaño físico se debe al papel reproductivo y la necesidad de que la reina tenga órganos reproductivos bien desarrollados.

Ahora que has descubierto el fascinante proceso de cómo se forma una abeja reina, ¡seguro que apreciarás aún más la labor de estas increíbles abejas dentro de una colonia! Sigue explorando el maravilloso mundo de las abejas y sorpréndete con todos sus secretos y maravillas.